Multinacionales Mexicanas


Las 10 empresas mexicanas más multinacionales

En México existen varias empresas que por sus activida­des más allá de las fronteras del país podrían ser catalogadas como corporaciones multinacionales.

Desde que el empresario mexicano —recientemente fallecido— Lorenzo Zambrano demostró que las empresas mexicanas podían salir al extranjero para convertirse en verdaderas multinacionales, varios empresarios han seguido sus pasos a fin de convertir a sus compañías en gigantes fuera de sus cuatro paredes.

Cemex, la empresa que Zambrano dirigió desde 1985 hasta su muerte el pasado 12 de mayo, es hoy una empresa verdaderamente multinacional, con operaciones productivas en 28 países, desde Letonia o Croacia hasta Egipto o Israel, sin dejar de tomar en cuenta a China y Bangladesh. Cemex, con sede en Monterrey, Nuevo León, tiene hoy casi 73% de todas sus plantas cementeras, de concreto o de agregados para la industria de la construcción, en países distintos de México, y la mayor parte de sus empleados y capacidad productiva —casi 70% en ambos casos— están fuera del país.

Pero curiosamente hoy, tras una investigación realizada por Forbes México, con base en las cifras proporcionadas por las empresas multinacionales mexi­canas, la firma que en los últimos dos años desbancó a Cemex se llama Mexichem.

El productor más grande de tubos de plásticos, al menos en América Latina, así como un importante fabricante de químicos, es hoy –por su presencia productiva física en 31 países, con 73% de sus plantas ubicadas en el extranjero, 85% de sus empleados en países más allá de las fronteras mexicanas y con 70% de su producción instalada en territorios foráneos– la empresa multinacional más importante de México.

En el caso de Mexichem, los empresarios que la han convertido en un gigante global han sido principalmente Antonio del Valle Ruiz y su hijo Juan Pablo del Valle Perochena. La estrategia que siguieron ha sido similar a la de otras empresas mexicanas multinacionales, en el sentido de que han consolidado su presencia internacional en su mercado regional na­tural (Estados Unidos, Canadá y América Latina), para de ahí salir hacia otros países o regiones.

La estrategia de crecimiento global de Mexichem se parece, de hecho, a la que ha seguido América Móvil, la mayor empresa de telecomunicaciones en América Latina controlada por Carlos Slim.

América Móvil, que actualmente es la tercera en importancia en cuanto a su multinacionalidad, inició su internacionalización en América Latina, Estados Unidos y el Caribe, para hoy estar muy enfocada en su expansión hacia Europa, algo que ya había intentado antes, pero que no había logrado, incluso previo a sus dos adquisiciones minoritarias en empresas de telecomunicaciones ubicadas en Holanda y Austria.

Hoy, América Móvil de Carlos Slim, quien tiene una relación cercana con Antonio del Valle —son socios en Elementia, un fabricante de pro­ductos de cobre, aluminio y cemento—, tiene operaciones en 17 países distintos de México. Claro que si América Móvil logra adquirir el control de Telekom Austria, como se espera que haga en unas sema­nas tras su oferta de compra del resto de las acciones de esa compañía, su jerarquía como empresa global subiría a la tercera posición.

América Móvilllegaría a tener entonces operaciones en 24 países, y sus porcentajes en cuanto al número de suscriptores fuera de México, el porcentaje de sus empleados foráneos y el porcentaje de los ingresos que recibe por sus operaciones internacionales, también crecerían.

Si así ocurriera, América Móvil desplazaría a Grupo Bimbo, la em­presa panificadora más grande del planeta, con presencia en 20 países, incluyendo Canadá e Inglaterra, donde recientemente ingresó con la compra por 1,830 mdd canadienses (1,660 mdd) de la empresa canadien­se Canada Bread.

Bimbo, además de su presencia internacional en distintos países, cuenta con 71.5% de todas sus plantas ubicadas en territorios más allá de las fronteras de México, mientras que 61% de sus ingresos proviene de los países internacionales en los que opera, como Chile, Portugal y China.

En cuanto al quinto lugar en la lista de las compañías multinacionales, ese escaño lo ocupa actualmente Alfa, otro grupo industrial con intereses en las industrias de químicos y petroquímicos, autopartes, alimentos procesados, telecomunicaciones y el sector energético.

Alfa, con sede en Monterrey, cuenta con operaciones en 17 países y con la mitad de sus plantas fuera del país y 61.5% de sus ingresos proviene de sus operaciones internacionales. La empresa no reveló, en su reporte anual de 2013, y declinó a través de su oficina de atención a la prensa, algunos datos adicionales para poder ponderar la participación de sus operaciones foráneas sobre sus operaciones totales. Sus operacio­nes internacionales abarcan una amplia gama de países como República Checa, India y Hungría.

Mexichem, Bimbo y América Móvil ocupan las primeras tres posiciones; al margen de ello, algo distingue a los imperios mexicanos de esta lista: sus operaciones en casa son más rentables que las que tienen en el extranjero.

Listado de las 10 empresas más multinacionales de México:

 

 

Fuente: http://www.forbes.com.mx/